¿Eres Nuevo Gerente? Evita Hacer Esto o Tu Equipo Renunciará

Suscribirme

Antes que nada ¡muchas felicidades! pasar de un puesto operativo a uno gerencial es el objetivo de muchas personas y es algo muy importante, ahora tienes en tus manos un rol completamente nuevo y con diferentes responsabilidades. Pero tranquilo es normal si estas un poco atemorizado porque es un hecho que todo va a cambiar y puede ser que no tengas con absoluta claridad qué es lo que tienes que hacer.


A menudo muchos nuevos gerentes en sus primeros días de trabajo se sienten desorientados y desesperados lo que los puede llevar a cometer errores que perjudiquen su desempeño y el de su organización, pero no te preocupes primero tienes que entender de qué va todo esto, es decir, cuáles son las nuevas reglas del juego. Ya no vas a gestionar únicamente tu trabajo individual y cumplir con las actividades que te encomiendan, ahora te vas a hacer cargo de todo un equipo de personas y vas a gestionar el trabajo conjunto para alcanzar las metas establecidas que ayuden a tu organización a prosperar, en pocas palabras: “A partir de ahora estás contratado para lograr resultados y desarrollar gente”.


Si bien la transición no suele ser nada fácil, hoy quiero compartir contigo 4 cosas que debes evitar hacer a toda costa como nuevo gerente, de no hacerlo puedes llevar a tus colaboradores a la renuncia…


1. No empieces a tratar a las personas de manera diferente


Tu nuevo puesto como gerente no solo es un cambio para ti, también lo es para tus compañeros. Después de cientos de horas de convivencia no puedes hacer un cambio drástico en tu forma de tratarlos porque entonces harás que la situación se torne incomoda. Caer en comportamientos forzados puede perjudicar mucho tu trabajo y el de tu equipo. Crear confianza te ayudará mucho a desarrollar el trabajo y a tu gente de manera eficiente y para ello lo mejor que puedes hacer es, ser tu mismo. Piénsalo, si tu equipo confía en ti creas un vinculo estrecho y les permites centrar su energía y concentración en su trabajo, en lugar de preocuparse por la relación que tienen contigo.



2. No implementes un montón de procesos nuevos


Una de las peores cosas que puedes hacer es cambiar drásticamente los procesos de trabajo, porque todo tu equipo ya está acostumbrado a hacer las cosas de una manera, y no significa que no puedas buscar mecanismos que busquen la eficiencia del trabajo en conjunto, sino que muchos cambios no pueden hacerse de manera tan abrupta y repentina porque más que ayudar lo que provocarás son perdidas de tiempo, frustración y lo peor matarás la creatividad de tu equipo.




3. No permitas que la precaución arruine la confianza en tu equipo


Es normal que tu nueva posición te haga querer actuar con cautela porque es mucha la responsabilidad que tienes en tus manos y no quieres fallar, pero ten mucho cuidado, no permitas que esa cautela se transforme en miedo al fracaso y ese miedo al fracaso, socave las ideas e iniciativas de los integrantes de tu equipo, porque eso te hará perder muchas oportunidades. Dale a tu gente la libertad para experimentar y muestrales que confías en ellos. Además, recuerda que no hay éxito sin riesgo y si no tomas riesgos nunca tendrás un triunfo que defina tu carrera.



4. No solo "administres", sigue haciendo tus propios proyectos también


Independientemente de si tu organización es grande, pequeña, está en crecimiento o esta consolidada nunca dejes de tener proyectos propios. Es cierto que la gerencia se trata de administrar el trabajo de tu equipo, pero no lo es todo y no te equivoques tomando como única responsabilidad el monitorear su trabajo diario y avances. Tu gente necesita libertad y necesita de alguien confiable a quien pueda recurrir cuando tengan preguntas, dudas y con la que puedan intercambiar ideas. La microgestión puede llevar a los integrantes de tu equipo a sentirse atrapados, desmotivados y sin ganas de continuar trabajando en tu organización, así que, sigue tus propios proyectos, esto no solo te ayudará a ofrecer más ideas que mejoren el desempeño de tu organización, también impulsarás la autonomía de tu equipo, harás que tomen desafíos y los motivarás a mejorar.


Esta transición puede significar un gran paso para tu éxito profesional, pero también puede ser un problema que te lleve al fracaso sino sabes adaptarte a tu nuevo rol. Descarga en el siguiente botón una plantilla que te ayude a iniciar con el pie derecho.



En BLGroup contamos con las herramientas y programas formativos que te ayudan a desempeñarte en tu rol de gerente de manera exitosa desde el primer día.



¡Comunícate con nosotros!

BLGroup Capacitación y Consultoría Empresarial


Tel: 5565835594

Email: info@blgroup.com.mx

Página Web: www.blgroup.com.mx




¡Suscríbete en nuestro BLOG ADN y recibe los mejores contenidos semana a semana!


11 vistas

CONTÁCTANOS

  • Facebook
  • LinkedIn
  • YouTube
  • Instagram
  • Twitter
Recibe contenido de tu interés semana a semana