METODOLOGÍAS

DESIGN THINKING

¿​​En qué me ayuda realizar un Sprint de Innovación en mi organización utilizando la metodología de Design Thinking?

 

 

 

1. Team Building

Cada desafío se conforma con un equipo de 4 a 5 personas, no forzosamente involucradas al 100% en el reto de innovar, una parte fundamental de la innovación es la diversidad de pensamientos, distintas concepciones y lógicas de resolver el mismo problema, pero de distinto ángulo, el test de estilos de creatividad permite entender el estilo de pensamiento creativo e cada participante de manera individual. Así que por principio, una tarea de la innovación es el trabajo en equipo. Este reto abre un espectro de libertad y da una sensación de que cada idea será valorada, construyendo el precepto de que todos podemos ser creativos independientemente de quien proponga las ideas. Otras cosa que impulsa el trabajo en equipo es que al escoger el reto de manera democrática todo el equipo se alinea a la misma problemática u oportunidad. Construyendo una visión objetiva en donde la experiencia del cliente sea el faro guía.

 

2. Toma de decisiones

En tiempo real dentro de un Design Innovation Challenge se toman decisiones que se ejecutarán durante todo el proyecto, con esto evitaremos trabajar en una idea que al final de cada paso se tenga que validar con un ejecutivo o liderazgo organizacional, habiendo así perdido tiempo si no es aceptado. Así que, lo que vote el equipo, el tomador de decisiones lo corroborará o lo invalidará por medio de la exposición de los procesos de investigación y desarrollo que el equipo ha hecho, dando una breve descripción de los criterios tomados para su proceso de toma de su decisión, generando una visión objetiva en donde la experiencia del cliente es el faro guía.

 

3. Productividad

“La productividad tiene más que ver con las prioridades, con la planificación y con defender tu tiempo con todo lo que tienes”

Uno de nuestros mantras no es acerca de las ideas, es acerca de que las ideas se ejecuten y se vuelvan realidad. Cada Design Innovation Challenge tiene dos entregables muy puntuales un prototipo y una validación y estos son tus resultados palpables al final del Sprint.

Proponemos una agenda bien estructurada para que logres pasar de una idea a la validación de un prototipo en pocos días. Aquí reafirmo que la frecuencia nutre a la productividad, es mucho más fácil ponerte a trabajar estos días de 0 a 100 y ver el progreso palpable. No hay nada que genere más pánico y ansiedad que ver que las cosas no avanzan o se posponen.

De esta manera los participantes tienen una metodología para replicar y no desperdiciar más tiempo, recuerda que lo que no genera valor…. es desperdicio. Al crear un prototipo estás más cerca que tus ideas se ejecuten y al testearlo o validarlo estás enseñándole al mundo tus ideas.

Para esto tenemos reglas y ciertos procesos fijos, es decir es una agenda estructurada de trabajo, para Carl Newport, si no se contara con esta estructura, tendrías que hacer una esfuerzo mental constante para decir qué debes y qué no debes de hacer durante estas sesiones y determinar si realmente estás trabajando duro. Estas distracciones agotan tus reservas de fuerza de voluntad.

 

4. Concentración

“La forma más básica del desperdicio de la energía humana es olvidar lo que estabas tratando de conseguir” Friedrich Nietzche

 

Primero los distractores; antes de realizar un Design Innovation Challenge es de suma importancia pedir el grupo de participantes restringir cualquier actividad que les distraiga, pedimos al equipo que bloqueen sus agendas de trabajo todo este tiempo exclusivamente para el reto.

 

Pero el punto más importante es concentrarse en resolver solo una cosa: el Design Innovation Challenge, es decir ¿Qué es lo más importante que debes hacer para que todo lo demás te resulte más fácil? Tendrás que escoger bien el reto a resolver y no distraerte en resolver cosas que no generen valor.

 

Un error común cuando se escoge el desafío es que es demasiado particular o demasiado general. Un desafío muy particular no ofrece suficiente espacio para explorar soluciones creativas. Y un desafío muy amplio de alcance no da ninguna idea de por dónde empezar. Otro error común es intentar resolver un problema que no está validado fuera del grupo de participantes, lo cual hace que trabajemos en ideas que el mercado no valora.

 

5. Minimización de Riesgos

Nadie, absolutamente nadie tiene la autoridad para decir si una idea de negocio funcionará o no… solo el mercado y en condiciones reales. Una de las formas más inteligentes que conozco para minimizar el riesgo a un gran fracaso, es crear versiones prototipadas de algo que todavía no existe para ponerlo a prueba con un mercado real.

 

Si fallas, no pasa nada, no gastaste mucho tiempo ni dinero. Es más, puedes aprender y mejorar esa falla. Por eso al crear un prototipo minimizas el riesgo a un gran fracaso.

Lleva este programa a tu organización

CONTÁCTANOS

  • Facebook
  • LinkedIn
  • YouTube
  • Instagram
  • Twitter
Recibe contenido de tu interés semana a semana